Los avales y las fianzas son garantías que puede obtener el proveedor para evitar los créditos incobrables

Avales y fianzas en los que intervienen avalistas y fiadoras son garantías personales que protegen al proveedor en caso de impago del crédito Para reforzar el derecho de crédito de los proveedores y garantizar el cobro de las operaciones con aplazamiento de pago existen dos grandes categorías de garantías: en primer lugar, las garantías personales; … Seguir leyendo…

Avales y fianzas mercantiles

En los casos que el deudor sea una sociedad mercantil –sociedad anónima, sociedad limitada– una cooperativa o una sociedad anónima laboral en caso de incumplimiento de las obligaciones de pago el acreedor se encuentra muchas veces con que la empresa deudora no tiene medios ni patrimonio suficientes para responder de la deuda aunque el acreedor tenga en su poder documentos cambiarios.

Seguir leyendo…

La hipoteca inmobiliaria

La hipoteca es un derecho real de garantía puesto que lo que garantiza el pago no es una persona –como en el caso del aval o de la fianza– sino un bien inmueble. La hipoteca inmobiliaria es el procedimiento que mayor seguridad otorga a un acreedor para garantizar el cobro de su crédito.

Seguir leyendo…

Condiciones que puede fijar el acreedor para afianzar el cobro

La mejor forma de motivar que los deudores cumplan con puntualidad sus obligaciones es penalizando económicamente su retraso, para esto es preciso que incurran legalmente en mora (sean jurídicamente morosos).

Seguir leyendo…