Para recobrar un impagado acuda a un abogado

Consulte a un abogado para recobrar los impagados

Cuando el deudor no paga una factura vencida y se produce un impagado, recae sobre el deudor moroso la responsabilidad patrimonial universal. Esta es una responsabilidad obligacional que está prevista en el artículo 1911 CC, de modo que el acreedor puede exigir esta responsabilidad probando que existe la obligación de pago y que se ha producido un impagado. Queda claro que la obligación de pagar implica una responsabilidad patrimonial absoluta del deudor. De esta forma, si el moroso no hace el pago voluntariamente y soluciona el impagado –porque no puede o no quiere– el acreedor puede reclamar el cumplimiento de la obligación ante los órganos jurisdiccionales.

En este caso, el acreedor puede dirigirse contra todo el patrimonio actual del deudor para conseguir el cobro del impagado, pero además podrá dirigirse en el futuro contra los bienes o ingresos que pueda obtener el deudor moroso en años venideros. Por ende, un deudor que hoy sea insolvente puede verse obligado, en un futuro lejano, a pagar la deuda contraída –siempre que no se haya producido la prescripción extintiva de la obligación– cuando el acreedor detecta activos adquiridos recientemente o que el deudor esté obteniendo nuevos ingresos.

En España existen estrictas normas legales que regulan los plazos de pago, señalan que hacer ante los impagados y penalizan a los deudores morosos; ahora bien, solamente un pequeño porcentaje de las empresas acreedores reclaman los intereses de demora y las indemnizaciones por los gastos de recobro a los clientes morosos a los que tienen derecho gracias a la Ley 3/2004, de 29 de diciembre, por la que se establecen medidas de lucha contra la morosidad en las operaciones comerciales. Una de las razones es el desconocimiento de las normas jurídicas que otorgan al acreedor estos derechos.

El acreedor puede hacer valer su derecho de crédito a través de la reclamación extrajudicial del impagado. Este derecho a reclamar extrajudicialmente la deuda está perfectamente recogido en nuestro ordenamiento jurídico. Sin embargo, si el moroso niega la existencia del débito, asegura que no puede pagar la deuda por no tener dinero, va dando largas al acreedor con buenas palabras o se niega a pagar, las acciones extrajudiciales que el acreedor no puede llevar a cabo se deben considerarse agotadas. Entonces es conveniente contar con la asistencia de un abogado que puede aconsejar sobre la procedencia o no de la demanda y del tipo de procedimiento a emplear en función de las circunstancias y documentos de que se dispone.

Ahora bien, dada la complejidad del Derecho Mercantil y de las normas jurídicas relacionadas con la reclamación de las obligaciones de pago es recomendable que el acreedor acuda a un abogado cuanto antes; el letrado le informará de sus derechos, sobre el mejor procedimiento para reclamar la deuda impagada y los datos que necesitas recabar sobre el deudor.

Por tanto, los impagos pueden arruinar a una empresa y acudir a un abogado es una decisión acertada y que tiene varias ventajas. El acreedor debe buscar el mejor asesoramiento legal cuando has sido víctima de la morosidad de sus clientes y la contratación de un abogado no debe ser contemplado por el empresario como un gasto superfluo. Ante los créditos impagados el acreedor no sólo está en pleno derecho de buscar un abogado especialista que defienda sus intereses ante el deudor moroso, si no que acudir a un abogado que le asesore en todo el procedimiento de reclamación en caso de sufrir impagados le aportará diversos beneficios.

Estos beneficios son los siguientes:

  • Una mayor rapidez en recobrar la deuda impagada ya que la intervención de un abogado incluso en una reclamación prejudicial va a agilizar la recuperación del importe adeudado por el moroso.
  • La recuperación de un mayor importe del crédito impagado puesto que el abogado no cederá a los argumentos y a las presiones del deudor moroso para beneficiarse de una quita del importe adeudado.
  • El cobro de los intereses de demora y de la indemnización por los gastos de recobro que el abogado, buen conocedor de todas las normas jurídicas que protegen el derecho de crédito, reclamará junto con el importe de la deuda impagada.
  • Asesoramiento legal y asistencia jurídica a lo largo de todo el procedimiento de reclamación del crédito impagado.
  • Disponer de una estrategia legal desde el principio, puesto que el abogado le indicará qué opciones tiene para reclamar el impagado con cada vía de reclamación y qué recomienda en el caso particular.
  • El acreedor recibirá consejo legal de un experto que le hará saber si lo más adecuado es negociar con el cliente moroso para llegar a un acuerdo extrajudicial que permita recobrar el impagado o por el contrario acudir a la vía judicial.
  • El acreedor sufrirá mucho menos estrés durante la reclamación de su derecho de crédito ya que al tener asesoramiento continuo y no ocuparse personalmente de todas las gestiones recuperatorias de su crédito impagado ganará en tranquilidad y bienestar.

 

Si una empresa ha sufrido impagados y está pensando si buscar o no un abogado especialista en reclamación de deudas, ya ha leído las ventajas que puede obtener. En consecuencia, lo mejor es asesorarse con un abogado especializado en recobro de impagados puesto que la palabra impagado rima perfectamente con abogado. Por consiguiente, es conveniente recordar el eslogan: “para recobrar un impagado acuda a un abogado”.

 

 

Asesoría jurídica y servicios legales de reclamación de deudas y concursos de acreedores de Brachfield Abogados

Brachfield & Asociados Abogados como bufete de abogados experto en reclamación de deudas proporciona al acreedor el asesoramiento y el consejo jurídico para encontrar la mejor solución al impago de su crédito y emprenderá las acciones legales pertinentes para recobrar los créditos impagados, personalizando cada caso y buscando la mayor eficacia para el acreedor.

Asimismo, Brachfield Abogados se encarga de cualquier tema relacionado con el concurso de acreedores que nuestros clientes puedan necesitar.

Consúltenos sin compromiso a través de nuestro formulario de contacto: http://perebrachfield.com/contacto/ o llamando al: 93 296 96 61.

 

 

Aula Virtual de formación y curso de cobro de impagados de Brachfield Credit & Risk Consultants para hacer frente al tsunami de impagados

Nuevos cursos de gestión de impagados “in company” online que ofrecen una formación especializada y cursos de cobro de impagados, cobro de facturas, recobro de impagados, cursos de recobro de impagos e-learning y cursos por videoconferencia de cómo hacer el recobro de impagos que provoca la crisis económica de la COVID-19.

Consúltenos sin compromiso a través de nuestro formulario de contacto: http://perebrachfield.com/contacto/ o llamando al: 93 296 96 61.

 

 

 

Autor: Pere Brachfield, abogado colegiado en el ICAB
Todos los derechos reservados; se prohíbe la reproducción total o parcial de este artículo de Brachfield & Asociados Abogados