Los impagados continuarán aumentando en 2022 y habrá que intensificar el recobro de impagados

Las empresas pueden implementar instrumentos para prevenir los impagados: los cursos de recobro de impagados.

El retraso en los pagos ya es un mal endémico en España y el recobro de impagados se convierte en una necesidad permanente para las empresas.

Contrariamente a los preceptos que introdujo la Ley 15/2010 de 5 de Julio, de modificación de la Ley 3/2004, de 29 de diciembre, por la que se establecen medidas de lucha contra la morosidad en las operaciones comerciales, muchas empresas incumplen los plazos legales. Así pues, ha habido poca o nula estabilidad en el cumplimiento de los pagos establecidos; es más, incluso se ha incrementado el plazo medio de pago de las facturas.

Según informaciones recogidas en el Observatorio de la Morosidad de CEPYME y que han sido publicadas en el diario salmón Expansión, en el segundo trimestre 2021 se refleja que la deuda comercial con retraso de pago se disparó un 15,8% hasta superar los 264.567 millones de euros, de hecho, los retrasos en el pago de facturas costaron a las empresas 1.247 millones de euros en el segundo trimestre en términos de dificultades de financiación e intereses de demora exigibles.

Asimismo, en el tercer trimestre de 2021, el periodo medio de pago se elevó hasta los 82,5 días según datos del Observatorio de la Morosidad de Cepyme publicado en Expansión.

Posiblemente desde el inicio de la Covid-19, las empresas se han visto obligadas a retrasar los pagos de sus facturas por diversos motivos, entre algunos de ellos el descenso en las ventas y consecuentemente a menores ingresos.

Asimismo, estamos lejos de los 60 días establecidos en la ley para las operaciones comerciales entre empresas y esto obliga a que los proveedores dediquen tiempo y esfuerzos en el recobro de impagados.

Según publicado recientemente en el diario Expansión, Antoni Cañete, presidente de la Plataforma Multisectorial contra la Morosidad (PMcM) advirtió de una posible oleada de quiebras entre las empresas ya que los impagos a pymes amenazan con reproducir el récord de quiebras de 2014 una vez que acabe la moratoria de los créditos del Instituto de Crédito Oficial (ICO) para hacer frente a la situación derivada de la pandemia. “Cuando esto ocurra vamos a asistir a una ruptura de la cadena de pagos importante”. Esto pone en un brete a muchas empresas, de acuerdo con la PMcM ya que el aumento de las facturas sin pagar es especialmente problemático en un momento en el que los costes de producción están disparados, la demanda está lastrada y la capacidad operativa de la empresa se encuentra en una situación complicada.

Con estos datos que ponen en alerta el resultado de los impagos y un perjuicio para muchas empresas y posiblemente para algunos de sus trabajadores, es aconsejable disponer de conocimientos y aptitudes para hacer frente a esta lacra. Las empresas siguen vendiendo sus productos, aunque a una marcha más lenta pero el cobro de las facturas y el recobro de impagados todavía se ha ralentizado más y ello repercute en la tesorería. Una situación que puede paliarse asistiendo a cursos de recobro de impagados impartidos por expertos que conocen la problemática.

Existe temor entre las empresas españolas. Seis de cada diez no creen que sus clientes puedan hacer frente a sus pagos. Así lo recoge Intrum, empresa multinacional dedicada al recobro de impagados, en su último Informe Europeo de Pago. Con estas previsiones por delante, desde Intrum se destaca que es más importante que nunca tomar precauciones a tiempo y diseñar un plan para asegurar los pagos de los clientes a fin de evitar riesgos de liquidez.

Evidentemente las circunstancias actuales parece que favorecen a que existan impagados y más si tenemos en cuenta que en España siempre ha habido diferencia en el cumplimiento de los pagos respecto a otros países europeos.

Ante estas circunstancias, es urgente ahora que los equipos de recobro de impagados en las empresas reciban formación ya que el curso de recobro de impagados les ayudará y aportará conocimientos que seguramente no se están aplicando. Si se conocen las herramientas y se aplica lo que se aprende en el curso de recobro de impagados seguramente se podrán utilizar correcciones y obtener mejores resultados.

El abogado experto en la lucha contra la morosidad y en el recobro de impagados Pere Brachfield, socio director de Brachfield & Asociados Abogados y profesor universitario, en su artículo publicado recientemente en el El Periòdic d’Andorra “La morosidad provoca miles de cierres empresariales y la pérdida de decenas de miles de lugares de trabajo” explicaba que la morosidad entre empresas es una cuestión que genera importantes problemas de tesorería a quien las padece, además de suponer un considerable perjuicio en el ámbito macroeconómico y estructural que en ocasiones tiene causas económicas pero también culturales y emocionales.

Es mejor disponer de un buen plan de prevención antes de otorgar crédito a clientes que posteriormente tener el problema del impago y el consecuente retraso en el cobro. Además, es conveniente que las empresas organicen cursos de recobro de impagados para su personal ya que esta es la mejor herramienta para reducir los créditos impagados.

Un buen consejo es recibir a tiempo el curso de recobro de impagados adecuado y por ello Brachfield Credit & Risk Consultants en su apartado Formación https://perebrachfield.com/formacion/ dispone de un abanico de cursos de recobro de impagados.

 

Consúltenos sin compromiso a través de nuestro formulario de contacto:
http://perebrachfield.com/contacto/ Tel. 93 296 96 61.