Aspectos básicos del Credit Management y beneficios que aporta un curso de gestión del crédito comercial

La formación de un curso de gestión del crédito comercial es muy necesaria.

Ante el problema de cerrar una empresa a causa de impagos y falta de liquidez, primero hay que asistir a un curso de Gestión del crédito comercial y de Credit Management.

Forzar al equipo comercial para vender más no es un signo evidente de que la empresa vaya a crecer en cifra de ventas si no hay seguridad de que las facturas  por la venta del producto se van a cobrar.

Es aconsejable que, tanto los equipos comerciales como el área financiera asistan regularmente a cursos de formación y entre otras capacidades sepan los unos, que forzar la maquinaria de ventas para llegar a la cifra inquietará a otros en su obligación de recobrar las facturas derivadas de esta venta porque posiblemente algunas pasarán al cajón de la “morosidad”.

En pocas palabras, el Credit Management interviene en el conjunto del proceso de venta de una empresa, desde la prospección comercial hasta el cobro definitivo de las facturas. Esta disciplina trabaja codo a codo con el departamento comercial, el financiero y asesoría jurídica. El Credit Management garantiza la buena gestión de las cuentas a cobrar de clientes incobrables.

La gestión del crédito comercial y el Credit Management tiene que considerarse como una función estratégica dentro de la empresa que ha de buscar el equilibrio entre los objetivos comerciales y financieros. Asimismo, esta función es vital para la obtención de beneficios y para la rentabilidad de la empresa puesto que evita las pérdidas económicas por fallidos e incobrables, y reduce el coste financiero de los recursos de terceros a corto plazo con coste destinados a financiar el realizable.

Las empresas son las que deben apostar por ello fortaleciendo su presupuesto en formación; este gasto no es dilapidar capital más bien es establecer seguridad por mejorar la aptitud intelectual del personal dotándolo de conocimientos en beneficio del empresario.

En el caso del curso sobre la gestión del crédito comercial más todavía; después de asistir a este curso los empleados tendrán las herramientas para saber qué hacer antes de otorgar crédito comercial a los clientes y así no arriesgar a convertir en impagado el cobro de la factura.

Además, al asistir al curso de gestión del crédito comercial los conocimientos aprendidos redundarán en pro, no solamente del empleado sino que también en el resultado del cash de la empresa asegurando el cobro de facturas emitidas después de  gestionar si era apto o no el cliente en concederle crédito comercial al anotar su pedido.

La formación es necesaria siempre porque estamos ante grandes cambios y tenemos que actualizarnos en cualquier enseñanza constantemente.

La formación de los empleados también facilita otros aspectos complementarios que interesan a todo el equipo facilitando el intercambio de conocimientos y colaboraciones entre varios departamentos que necesitan de su conexión.

Por otra parte, los trabajadores tienen interés generalizado en llevar a cabo cursos de formación para promocionar dentro de la propia empresa.

Para el empresario la formación incrementa la productividad de sus trabajadores, aumenta su motivación, afianza la seguridad de que el empleado no abandonará la empresa ya que mostrará su adhesión y pertenencia y a su vez tendrá la seguridad de que su colectivo está preparado y actualizado constantemente ante los retos cambiantes a los que últimamente estamos acostumbrados.

La capacitación es crucial para una empresa que busca mantenerse y crecer y la formación en gestión del crédito comercial es imprescindible para saber de antemano a quien vender y no generar impagados. Por esta razón es preciso que las empresas dispongan de un presupuesto y objetivos de formación muy definidos para cada una de sus áreas.

Como ejemplo, en el departamento del área financiera, es importante para el empresario estar convencido de que la formación en la gestión del crédito comercial  para sus empleados es una inversión, no un coste.

Si se quiere disponer de personal preparado, debe de invertirse en su formación.

Según una encuesta anual de coste laboral-INE, en España, el gasto por trabajador presenta una tendencia decreciente. En 2018 se situó en los 82,32€, alcanzó los 77,48€ en 2019 hasta llegar a los 55,57€ en 2020.

Por otra parte, el trabajador verá positivamente que invertir en su formación es apostar por la continuidad en la empresa, luego más seguridad, más interés y posiblemente para el gobierno menos incremento de gente en el paro.

Durante la pandemia muchas empresas de formación y consultoría han apostado por mejorar sus sistemas adaptándolos a cursos por videoconferencia; de esta manera existe el menor contacto personal entre los asistentes y además representa un ahorro en gastos de desplazamiento.

No se entiende pues que con tantos instrumentos al abasto de la formación ésta sea tan escasa e insignificante en el tejido empresarial español cuando hoy se hace imprescindible.

Un buen consejo es recibir a tiempo cursos en Credit Management y en Gestión del crédito comercial.

 

Más información de cursos: https://perebrachfield.com/formacion/

Consúltenos sin compromiso a través de nuestro formulario de contacto: http://perebrachfield.com/contacto/ Tel. 93 296 96 61.