Las medidas anti Covid-19 del Gobierno para paliar la crisis económica son insuficientes

Las medidas anti Covid-19 para hacer frente a la crisis económica del Covid-19 son claramente insuficientes y se prevé un tsunami de impagados

Medidas anti Covid-19 para paliar la crisis económica a nivel mundial

La pandemia del Covid-19 supondrá inevitablemente un impacto negativo en la economía mundial cuya cuantificación está aún sometida a un elevado nivel de incertidumbre. En estas circunstancias, la prioridad consiste en minimizar el impacto social y facilitar que la actividad en nuestro planeta se recupere tan pronto como la situación sanitaria mejore implementando una serie de medidas anti Covid-19. El objetivo de estas medidas anti Covid-19 es que estos efectos negativos sean transitorios y evitar, en última instancia, que se produzca un impacto más permanente o estructural debido a un círculo vicioso de caídas de demanda y producción como las de la anterior crisis económica que se inició en el 2008 en casi todos los países del mundo, con una salida masiva de trabajadores al desempleo y un ajuste particularmente agudo para los trabajadores con contratos temporales, los pequeños empresarios y los autónomos. Estos últimos colectivos son los que necesitan la promulgación de medidas anti Covid-19 efectivas e inmediatas.

En el marco internacional, a través del G-20, el FMI, la OCDE y otros organismos, la comunidad internacional está tratando de coordinar sus actuaciones, compartiendo las medidas anti Covid-19 adoptadas y mejores prácticas y poniendo en marcha actuaciones destinadas a apoyar los esfuerzos desplegados, planteando planes de acción conjunta medidas anti Covid-19. A nivel europeo, los Estados Miembros han adoptado medidas fiscales de apoyo a la economía anti Covid-19 de casi el 2% del PIB de la zona euro y puesto en marcha esquemas de provisión de liquidez en apoyo a los trabajadores y las empresas por valor del 13% del PIB conjunto. El BCE por su parte ha adoptado medidas excepcionales medidas anti Covid-19 de apoyo a la economía europea, entre otras a través de su Programa de Compras de Emergencia por la Pandemia (PEPP) por valor de 750 mil millones de euros, la Comisión Europea ha adoptado la decisión de activar la cláusula de escape del Pacto de Estabilidad y Crecimiento, y el Banco Europeo de Inversiones ha propuesto acciones adicionales anti Covid-19de calado para ampliar la provisión de garantías a las empresas europeas

De acuerdo con lo señalado por la Comisión Europea en su Comunicación del 13 de marzo, la respuesta a este desafío conjunto debe ser coordinada, con el apoyo de las instituciones y del presupuesto comunitario a las medidas nacionales medidas anti Covid-19. La pandemia del Covid-19 tiene una dimensión paneuropea pues su resolución tiene externalidades positivas para todos los Estados Miembros. En efecto, la contención del brote y de sus consecuencias económicas permite evitar su extensión a los países vecinos. El impacto final que la crisis sanitaria tenga para la economía europea dependerá de la coordinación de las autoridades nacionales y comunitarias. Estas últimas pueden y deben apoyar los esfuerzos individuales mediante la flexibilización de su normativa fiscal, la mutualización de los costes transitorios y la movilización de recursos comunitarios.

En el contexto actual, los Estados europeos y en particular los que pertenecen a la Unión Europea, están adoptando medidas urgentes medidas anti Covid-19 para paliar los efectos de la crisis con un paquete económico y social de gran alcance y magnitud, con el objetivo de contribuir a evitar un impacto económico prolongado más allá de la crisis sanitaria, dando prioridad a la protección de las familias, empresarios autónomos y empresas más directamente afectadas. Las medidas adoptadas están orientadas a un triple objetivo. Primero, reforzar la protección de los trabajadores, las familias y los colectivos vulnerables; segundo, apoyar la continuidad en la actividad productiva y el mantenimiento del empleo; y tercero, reforzar la lucha contra la enfermedad.

En efecto, más allá de las medidas específicas medidas anti Covid-19 de apoyo a los ciudadanos y familias afectadas por la presente situación excepcional, es preciso adoptar medidas que proporcionen la necesaria flexibilidad para el ajuste temporal de las empresas con el fin de favorecer el mantenimiento del empleo y reforzar la protección de los trabajadores directamente afectados. En las próximas semanas muchas empresas europeas se van a enfrentar a importantes tensiones de liquidez derivadas de una caída de sus ventas, procedentes tanto de una menor demanda como de la interrupción de la producción, por ejemplo, por falta de suministros o por rescisión de determinados contratos. Se hace por tanto indispensable adoptar determinadas medidas anti Covid-19 para reforzar la liquidez del tejido productivo y evitar la salida del mercado de empresas solventes afectadas negativamente por esta situación transitoria y excepcional.

 

Medidas anti Covid-19 del Gobierno para paliar la crisis económica

El Gobierno español aprobó dos reales decretos leyes anti Covid-19: el Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias medidas anti Covid-19 para hacer frente al impacto económico y social del Covid-19 y el Real Decreto-ley 11/2020, de 31 de marzo, por el que se adoptan medidas urgentes complementarias en el ámbito social y económico para hacer frente al Covid-19. El Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo articula una serie de medidas de apoyo a trabajadores, familias y colectivos vulnerables, que se ven particularmente afectados por las circunstancias actuales y, por ello, merecen una atención destacada en el citado real decreto-ley. Así, se adoptan medidas anti Covid-19 para garantizar la asistencia a domicilio de las personas dependientes, para ampliar la protección en el ámbito energético y de suministro de agua, así como en la prestación de los servicios de telecomunicaciones. También se refuerza la protección de los trabajadores autónomos y se dispone una moratoria en el pago de las cuotas hipotecarias de los colectivos particularmente vulnerables.

Además, con el fin de ejecutar las medidas anti Covid-19 de contención previstas por la normativa aplicable, garantizando al mismo tiempo la continuidad de la actividad empresarial y las relaciones laborales, se priorizarán los sistemas de organización que permitan mantener la actividad por mecanismos alternativos, particularmente por medio del trabajo a distancia, debiéndose facilitar las medidas oportunas para hacerlo posible. Para ello, se facilitan los trámites previstos por la normativa aplicable y se pondrá en marcha un programa de financiación del material correspondiente mediante la activación de ayudas y créditos para pymes dentro del programa “Acelera Pyme” de la empresa pública “RED.ES”.

Una de las cuestiones principales que este fenómeno está poniendo de manifiesto es la necesidad de asegurar que las empresas están preparadas para actuar en un entorno digital. Por ello, es esencial hacer un esfuerzo decidido por la preparación y dotación de las pymes al desarrollo digital. Especialmente relevante en este contexto es la dotación de soluciones de teletrabajo y la compra y leasing de equipamiento y servicios para la digitalización. Para ello se disponen diversas medidas de apoyo a las pymes desde el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital con el “Programa Acelera Pyme”, con el objeto de articular un conjunto de iniciativas en colaboración con el sector privado de apoyo a las pymes en el corto y medio plazo a través de la Entidad Red.es.

Destaca la creación del portal “Acelera Pyme”, la ampliación de la red de Oficinas de Transformación Digital, la puesta en marcha del programa “Acelera Pyme–Talento” con colaboración de Cámara de Comercio y otros agentes públicos y privadas, de asesorar y formar a las pymes en estas materias, así como la creación de una línea de ayudas a las pymes tecnológicas para apoyar sus esfuerzos de I+D+i. Se prevé asimismo dotar a las empresas de una financiación de hasta 200 millones de euros a través del Instituto de Crédito Oficial para atender las necesidades financieras de las pymes en sus actividades e inversiones, para la compra y leasing de equipamiento y servicios para la digitalización entre otras y, en particular, para la dotación de soluciones de trabajo no presencial. A ver si estas medidas anti Covid-19 pueden paliar a medio plazo los efectos de la crisis desencadenada por el Covid-19 en el ámbito de las pymes.

 

Cómo hacer frente al tsunami de impagados que provocará la crisis económica del Covid-19:

Otro problema al que se van a enfrentar las empresas es que en la actualidad se está produciendo un importante repunte de la morosidad y se están incrementando los impagados de créditos comerciales y también está aumentando el plazo de pago de los clientes.

Ahora bien, esto solo es el comienzo puesto que el tsunami de impagados suele llegar una vez que han transcurrido 6 meses desde el pico de la crisis económica que todavía está por llegar. En consecuencia, las previsiones de los expertos en riesgo de crédito comercial es que los impagados van a aumentar de forma exponencial a lo largo del año 2020.

Las empresas deben considerar que la formación in company con cursos de gestión de cobros de sus empleados del departamento de cobros que realizan diariamente la gestión de recobro de impagados y reclamación de créditos morosos es una inversión rentable a corto plazo. Asimismo, los profesionales de la gestión de cobro de impagados deben concienciarse de que una inversión en capacitación continua mediante un curso de gestión de recobros es una de las mejores cosas que puede hacer para su carrera.

Por este motivo, nuestra consultora Brachfield Credit & Risk Consultants ha creado una serie de cursos, online, e-learning y por videoconferencia de cómo hacer frente al tsunami de impagados que provocará la crisis económica del Covid-19. Estos cursos se pueden seguir de manera colectiva in company o de forma individual.

 

 

 

Para mayor información acerca de nuestros cursos presenciales, online, e-learning y por videoconferencia de administración del crédito,  control del riesgo de crédito, gestión de impagados, servicios de formación in Company, servicios de consultoría de Credit Management y de recobro de impagados, consúltenos sin compromiso a través de nuestro formulario de contacto: http://perebrachfield.com/contacto/ o llamando al: 93 296 96 61.

Nuevos cursos, online, e-learning y por videoconferencia de cómo hacer frente al tsunami de impagados que provocará la crisis económica del Covid-19: http://perebrachfield.com/contacto/

 

 

 

Autor: Pere Brachfield
Todos los derechos reservados; se prohíbe la reproducción total o parcial de este artículo