La nueva moratoria concursal es la táctica del avestruz

Con la nueva moratoria concursal el Gobierno Español no afronta el problema de las insolvencias empresariales.

La moratoria concursal decretada por el Gobierno de Pedro Sánchez mediante el Real Decreto-ley 27/2021, de 23 de noviembre, por el que se prorrogan determinadas medidas económicas para apoyar la recuperación aprobando una relajación de las exigencias concursales es un claro ejemplo de la táctica del avestruz que consiste ante un problema grave en esconder la cabeza en un agujero bajo tierra, pero dejar el resto del cuerpo al descubierto. Esta burda estratagema la llevan a cabo los bobos que se imaginan que si ignoran un problema éste dejará de existir. La táctica del avestruz es una buena analogía de la nueva moratoria concursal aprobada por el Ejecutivo de Pedro Sánchez que pretende ignorar un grave problema del tejido empresarial, quitarse la presión política del momento, esperar y ver si hay suerte y el problema se resuelve solo (lo que sería un verdadero milagro).

Con esta nueva moratoria concursal el Gobierno Español no afronta el serio problema que representa el elevado número de insolvencias empresariales que se ha generado en España; en vez de buscar una solución para la problemática que representa la existencia de miles de empresas insolventes, el Ejecutivo ha preferido impulsar una nueva moratoria concursal que al retrasar medio año más la obligación de presentar un concurso de acreedores ante los Juzgados de lo Mercantil va a empeorar la situación e hinchar aún más la burbuja de empresas que se encuentran en suspensión de pagos o en quiebra técnica.

El Real Decreto-ley 27/2021, de 23 de noviembre establece la extensión de la moratoria de la obligación de declaración de concurso en el caso de desequilibrios patrimoniales en tanto se apruebe el nuevo régimen concursal. En otras palabras, el Gobierno en lugar de tomar una decisión para afrontar el grave problema de la burbuja de insolvencias provocada por la debilidad financiera de las empresas que acumulan un alto grado de endeudamiento optó por la estrategia de la patada a seguir y de esta forma, hasta el 30 de junio del 2022, las empresas que se encuentren en una situación de insolvencia no estarán obligadas a declararse en concurso de acreedores, ni tampoco se aceptarán los concursos necesarios instados por los acreedores. Vale la pena señalar, que esta es la tercera prórroga de la moratoria concursal que el Gobierno estableció para evitar un alud de insolvencias.

El primer precepto que permitió al deudor en estado de insolvencia no tener que solicitar la declaración de concurso fue establecido en el artículo 6 de  Ley 3/2020, de 18 de septiembre como un régimen especial y provisional de la solicitud de declaración del concurso que pretendió dotar a las empresas insolventes pero viables de instrumentos legales que les permitan continuar con su actividad o negociar con sus acreedores una salida a su precaria situación financiera que no suponga la liquidación de la empresa. Hay que hacer notar, que antes de la aprobación de la citada ley, cualquier empresa que no pudiera hacer frente a sus obligaciones de pago tenía la obligación legal de solicitar el concurso de acreedores en los dos meses siguientes a la fecha en la que conociese su situación de insolvencia.

La segunda prórroga se estableció en el apartado cuatro de la disposición final séptima del Real Decreto-ley 5/2021, de 12 de marzo, de medidas extraordinarias de apoyo a la solvencia empresarial en respuesta a la pandemia de la COVID-19 y tenía como fecha preclusiva el último día del año 2021. Asimismo, el 31 de diciembre finalizaba el plazo de la no admisión a trámite por parte de la judicatura de concursos necesarios instados por acreedores enfadados cuando se encuentran ante un moroso en situación de quiebra técnica o sobreseimiento de pagos, pero que no haya presentado la solicitud de concurso voluntario. Esta moratoria permitió a miles de pequeñas empresas, víctimas de la crisis provocada por la pandemia de la Covid-19 aplazar su desaparición. El mantenimiento de este escudo legal seguirá brindado a las empresas insolventes una protección excepcional durante medio año más puede provocar una inflación de concursos en el 2022. Ahora bien, esta medida solo supone retrasar las declaraciones de insolvencia, sin planes para evitarlas. Un factor, que como ya han avisado juristas, economistas, auditores, gestores administrativos y otras entidades, está conteniendo una avalancha de presentaciones concursales en los juzgados, además de conllevar una posible “zombificación” de la economía.

Por tanto, el levantamiento de la moratoria en materia de concurso y de disolución por pérdidas contables el 31 de junio 2022 unido al vencimiento de las carencias de principal de los préstamos del Instituto de Crédito Oficial (ICO) que tendrá lugar en el segundo trimestre del año que viene va a provocar un alud de concursos de acreedores, quiebras y cierres de empresas. Por consiguiente, la finalización de la moratoria concursal supondrá que a partir del 31 de junio de 2022 una riada de concursos inundará los Juzgados de lo Mercantil de todas las provincias, y en particular los de Cataluña, Comunidad de Madrid y Comunidad Valenciana ya que son las Comunidades Autónomas que tradicionalmente concentran   el mayor número de concursos. Los expertos no se ponen de acuerdo para pronosticar cuantos concursos se presentarán en el 2022.

No obstante, el Barómetro de los Gestores Administrativos del mes de septiembre reveló un dato preocupante: 130.000 empresas están en situación técnica de concurso de acreedores, aunque no están obligadas a presentarlo ante los órganos jurisdiccionales como consecuencia de la moratoria concursal. Esta información produce escalofríos a cualquier jurista que puede intuir un tsunami de concursos que nos caerá encima el próximo año.

En el mismo sentido, entidades como el Registro de Economistas Forenses (REFOR) del Consejo General de Economistas de España avisan del riesgo de que el retraso en la recuperación de la economía española pueda incidir en que un mayor número de compañías y autónomos se vean abocados a la quiebra. De hecho, REFOR alerta de que España será el país del mundo donde más crecerán las quiebras en 2021 y seguirá entre los diez primeros el próximo año.

En definitiva, la moratoria concursal decretada por el Gobierno de Pedro Sánchez no es una buena idea; en vez de ser una solución a la problemática de las insolvencias empresariales en España es una norma que al retrasar medio año más la obligación de presentar un concurso de acreedores ante los Juzgados de lo Mercantil va a empeorar la situación e hinchar aún más la burbuja de empresas que se encuentran en quiebra técnica.

 

 

Asesoría jurídica y servicios legales de reclamación de deudas y concursos de acreedores

Brachfield & Asociados Abogados como bufete de abogados experto en reclamación de deudas proporciona al acreedor el asesoramiento y el consejo jurídico para encontrar la mejor solución al impago de su crédito y emprenderá las acciones legales pertinentes para recobrar los créditos impagados, personalizando cada caso y buscando la mayor eficacia para el acreedor.

Asimismo, Brachfield & Asociados Abogados se encarga de cualquier tema relacionado con el concurso de acreedores que nuestros clientes puedan necesitar.

Consúltenos sin compromiso a través de nuestro formulario de contacto: http://perebrachfield.com/contacto/ o llamando al: 93 296 96 61.

 

 

Aula Virtual de formación y curso de cobro de impagados de Brachfield Credit & Risk Consultants para hacer frente al tsunami de impagados

Nuevos cursos de gestión de impagados “in company” online que ofrecen una formación especializada y cursos de cobro de impagados, cobro de facturas, recobro de impagados, cursos de recobro de impagos e-learning y cursos por videoconferencia de cómo hacer el recobro de impagos que provoca la crisis económica de la COVID-19.

Consúltenos sin compromiso a través de nuestro formulario de contacto: http://perebrachfield.com/contacto/ o llamando al: 93 296 96 61.

 

 

Servicio de gestión del riesgo de crédito y cobro de impagos y consultoría en credit management

Nuestra consultora ofrece un servicio de consultoría de credit Management para prevenir los impagados, realizar la gestión de impagados y evitar los créditos incobrables.

Consúltenos sin compromiso sobre el recobro de impagados a través de nuestro formulario de contacto: http://perebrachfield.com/contacto/ o llamando al teléfono: 93 296 96 61

 

 

  

Autor: Pere Brachfield, abogado colegiado en el ICAB
T
odos los derechos reservados; se prohíbe la reproducción total o parcial de este artículo