La sombra de los hombres de negro se cierne sobre España; la intervención cada vez más cerca

España al borde del rescate

El sistema financiero español ya está intervenido formalmente por las autoridades europeas. Se trata de un revés histórico del que el actual presidente del  gobierno Don Mariano Rajoy no es totalmente responsable.  

El mayor culpable de los errores que nos han precipitado a la actual sima es el olvidable expresidente del Gobierno  José Luis Rodríguez Zapatero. El motivo es que ZP siguió una política económica repleta de errores, errática y  llena de ineptitud e ignorancia. En la actualidad España ya está lo bastante madura para el rescate europeo. Esperemos que la situación no llegue a pudrirse.

La pesada herencia de Rodríguez Zapatero

Rodríguez Zapatero no hizo absolutamente nada para afrontar la crisis cuando sus primeros síntomas comenzaron a hacerse evidentes y lo que hizo fue negar repetidamente y con arrogancia el cataclismo que se nos echaba encima mientras todos los indicadores alertaban del desastre que se avecinaba. Como muestra veamos algunas de sus frases zapateriles más célebres y que fueron repetidas por los medios afines hasta la saciedad:

“No hay atisbo de recesión económica. La economía española tiene muy buenos fundamentos” (finales de 2007)

“Estamos seguros de que vamos a superar a Alemania y a Italia en renta per cápita de aquí a dos, tres años. Les vamos a coger” (finales de 2007)

“Crear un alarmismo injustificado en torno a la economía de un país puede dañar las expectativas. Permítanme que diga que es lo menos patriótico que conozco” (frase que soltó sin pestañear en enero de 2008).

“La crisis es una falacia, puro catastrofismo. Estamos creciendo por encima del 3%. Aunque mañana crezcamos al 3% o al 2,8%, que es un crecimiento bueno, vamos a seguir creando empleo y teniendo superávit” (enero de 2008).

 “Las cuentas públicas han tenido superávit todos los años, 70.000 millones de euros de superávit, que nos permiten tener una garantía,  una fortaleza para atender cualquier necesidad. La desaceleración no va a ser ni profunda ni prolongada. Va a ser una desaceleración para la cual nuestro país está más preparado que nadie. Debería haber tomado nota del debate entre el señor Solbes y el señor Pizarro, para darse cuenta de que no vale la demagogia en la economía” (febrero de 2008).

Cuando ya le fue imposible seguir  negando la evidencia, dispuso que sus ministros se lanzaran a gastar fondos públicos en dudosos planes de reactivación de la economía que solo cosecharon sonoros fracasos.

De este modo el Gobierno de Rodríguez Zapatero despilfarró en esa batería de iniciativas inútiles sumas cuantiosas que drenaron la Tesorería del Estado. Así que hubo de financiar el déficit  mediante el viejo método de emitir deuda y más deuda, a tipos de interés cada vez más altos, con el consiguiente impacto sobre el disparo del déficit público.

El catedrático Doctor Santiago Niño Becerra, y autor clarividente de El crash de 2010’ fue de los pocos economistas españoles que se atrevieron a evidenciar lo perverso de los planes de Rodríguez Zapatero. En enero del 2010 declaró en una entrevista lo siguiente: “El dinero público que se ha inyectado con el Plan E sólo ha producido un ‘efecto anfetamina’. Es como si a una persona exhausta le das una anfeta. No se pone bien, pero revive momentáneamente. A la que se acabe el dinero, el efecto se diluye. Y se acabará”. Esta analogía es la más perfecta que he escuchado para explicar las actuaciones del Gobierno de Zapatero.

 Unos neologismos inspirados en Zapatero: el zapaterismo y zapateril

No estoy seguro si Rodríguez Zapatero  pasará a la historia como el peor presidente del gobierno que hemos tenido pero propongo que si pase a la historia como el político que inspiró  un nuevo término para  denominar declaraciones demagógicas, disparatadas y surrealistas: un “Zapaterismo”. Este neologismo podría pasar al DRAE. También podemos derivar un adjetivo: “frase zapateril” para las oraciones que soltó Zapatero y que hemos relacionado anteriormente. Si el gran actor Alfredo Landa consiguió que se denominara a un género del cine español como el landismo, no veo porque no se puede hacer lo mismo con el Zapaterismo.

El papelón de Don Mariano Rajoy

Aunque también Don Mariano  Rajoy ha cometido errores de bulto en el medio año de mandato. El mayor de ellos haber aprobado duras subidas de impuestos al conjunto de los contribuyentes, incumpliendo las promesas de su programa electoral.

El brutal incremento de la presión fiscal anunciado por Rajoy significa que España pasa a situarse entre los países con más presión impositiva y se coloca a la altura de los países nórdicos. Mientras en España sufrimos una presión tributaria de corte escandinavo, en contrapartida  y gracias a los recortes pronto recibiremos unos servicios públicos que se van a homologar con los del tercer mundo.

En cualquier caso, las drásticas medidas de Mariano Rajoy van a transformarse tarde o temprano en un empobrecimiento generalizado de los ciudadanos españoles. Y  corto plazo va a bajar el consumo, lo que generará menos inversiones por parte del sector productivo y al final vamos a caer en una gran recesión.

Jens Weidmann, máximo representante del Bundesbank, ha recomendado a España refugiarse como país bajo el paraguas de un rescate europeo, en lugar de solicitar únicamente ayuda financiera para su sistema bancario. Los alemanes ya han visto que la situación económica de España no se soluciona con parches y que vamos directo al rescate. La cuestión es hasta cuándo piensa aguantar el Gobierno de Rajoy los embates de los mercados y la recesión. Como dice el refrán: “entre el orgullo y el dinero el segundo es lo primero”.

 

2 comentarios en “La sombra de los hombres de negro se cierne sobre España; la intervención cada vez más cerca”

  1. Puestos a rescatar, ¿por qué no se rescatan los sectores productivos y el exterior? Esos son los que reactivarán la economía de forma real (re-al, relativo a productos para vender, en contraposición a «financiera» y «monetaria»). Y puestos a subir impuestos, ¿para cuándo un peaje fiscal de los movimientos a paraísos? ¿Para cuándo un impuesto sobre el patrimonio? ¿Cuándo se subirá el tipo de las rentas de capital, que es más bajo del de las de trabajo? ¿Para cuándo un IVA con tipo más alto para bienes de lujo? Y puestos a recortar, ¿para cuándo en las instituciones? Sobran las diputaciones y muchos ayuntamientos. ¿Para cuándo un verdadero control de las administraciones periféricas? Así se marcaría el camino de la recuperación, lo que se está haciendo es sacar un poquito más de carroña para mantener a los cuervos con sus privilegios. Si siguen así, llegará un día en que no tengan por donde sacarnos, y acabaremos en una economía autárquica de supervivencia, o emigrando todos.

  2. Los Artículos del profesor Brachfield siempre aportan verdades mezcladas con buenas dosis de humor. Creo no obstante que seria el momento de un gran pacto de Estado ( como lo fueron los Pactos de la Moncloa): por una vez que los partidos políticos olvidaran por un momento lo que son …/…pero es esto posible ? creo que es imposible ; hasta el mismisimo Presidente, no olvidó que primero era el partido antes incluso que el Estado, en relación a la gestión de la crisis y las Elecciones Andaluzas.2012….

Los comentarios están cerrados.