Faltan Credit Managers

Hay reticencias en empresas españolas para contratar a un Credit Manager.
¿Miedo a los cambios?

Es curioso que habiendo transcurrido casi un cuarto del siglo XXI y con los avances, transformaciones, descubrimientos de cualquier índole sobre todo en tecnología y medicina, seamos evasivos a la hora de adaptarnos a otros cambios aun sabiendo que son sumamente necesarios y serían de muchísimo progreso si nos referimos a empresas en general.

En este artículo quisiera hacer mención a la importancia de la figura del Credit Manager y la trascendencia que tendría en el mundo empresarial si los empresarios contaran con incorporarla en su organigrama.

El Credit Manager entre otros, tiene su rol en:

  • Saber cuáles son los principales riesgos de las operaciones comerciales y de los pagos diferidos.
  • Vigilar el cobro puntual de todas las facturas sin que se produzca la morosidad (esto es la clave de la rentabilidad de todo negocio).
  • Realizar la gestión del Periodo Medio de Cobros como objetivo estratégico.
  • Establecer el crédito necesario y el límite de crédito.
  • Controlar el crédito concedido a los clientes.

En muchos de los países que forman parte de la Unión Europea, las empresas medianas y grandes tienen incorporado al Credit Manager porque favorece la mejora en los resultados económicos debido al control específico en el rol financiero que tiene como misión.

No es lo mismo que dentro de una empresa se reparta la tarea del Credit Manager entre otros departamentos porque hacerlo representa un compromiso extra con un resultado no positivo y una carga enorme para quien ya se ocupa de su propia tarea (aquí podríamos aplicar el refrán “quien mucho abarca poco aprieta”).

Muchas empresas piensan que si la organización lleva tiempo actuando de una cierta manera y con un equipo concreto ¿para qué cambiar?

El título de este artículo es explícito en este sentido.

Todavía existe dificultad en aceptar un cambio organizativo y en general se utilizan frases como “si incorporamos la figura del Credit Manager, ¿dónde la ubicamos dentro del organigrama?” o “sí, pero ¿hay suficiente faena para la creación de este puesto de trabajo?” y así, otros peros.

No se tiene en cuenta que lo malo en no cambiar es mucho más negativo que no hacerlo.

En un tiempo breve y debido a la pandemia todos hemos sido capaces de adaptarnos a cambios; como ejemplo el que está ocurriendo desde marzo/2020, por cierto, muy importante y que ha obligado a muchos a aprender nuevas tecnologías, ha sido el teletrabajo. La consecuencia ha significado instruirnos rápidamente y modificar nuestras costumbres después de mucho tiempo de inercia y a la vez incorporar herramientas informáticas adecuadas en nuestro hogar. Casi de la noche a la mañana hemos tenido que experimentar la novedosa acción de teletrabajar y habilitarnos a plataformas online desconocidas anteriormente.

Si incorporar al Credit Manager en las empresas es positivo, no se entiende que esté tan poco valorada esta figura en nuestro país partiendo de la base que existen 1.320.262 empresas entre micro, pequeña y mediana y 4.735 empresas grandes con más de 250 asalariados.

Todavía hay pocos Credit Manager en España.

 

 

Consulte en Brachfield Credit & Risk Consultants información sobre cursos de Credit Management a través de nuestro formulario de contacto: http://perebrachfield.com/contacto o llamando al: 93 296 96 61.

 

Por Cristina Vert – Estudios e investigación