Algunas noticias preocupantes

La connotación negativa que nos están provocando no está a nuestro alcance convertirla en positiva, pero ¿aprovechamos lo que sí está en nuestro intelecto?

 

Algunos ejemplos de estas noticias:

La tasa de morosidad incrementará en empresas y familias a un 7% u 8% durante 2021, duplicando los niveles actuales debido a la crisis.

La crisis económica provocada por la pandemia ha causado un aumento del nivel de morosidad y del número de impagos inmobiliarios: según los últimos datos del Banco de España referentes a noviembre de 2020, la tasa de morosidad de créditos concedidos se sitúa en el 4,56%, con un incremento del 0,69% de los créditos no operativos. Esta cifra podría incrementar en empresas y familias durante el año, llegando a 7% u 8% y duplicando los niveles actuales.

El precio de la vivienda usada sube un 15% en España durante el año de la pandemia.

España cuenta con 401.000 parados más y 743.000 personas en ERTE.

Catalunya duplica la deuda de Madrid por cada habitante con 10.169 euros.

La creación de empresas sufre su mayor caída en 14 años: un 15%.

España ante la cuarta ola: más de la mitad de las provincias registra ya un incremento sostenido de los contagios.

Sube la deuda pública en España. Está entre los países con más deuda del mundo. En 2020 la deuda pública en España fue de 1.345.570 millones de euros creció 156.750 millones desde 2019 cuando fue de 1.188.820 millones de euros. La deuda per cápita en España en 2020, fue de 28.428 euros por habitante. Además, sus habitantes están entre los más endeudados del mundo. En 2019 fue de 25.116 euros, así pues, se ha producido un incremento de la deuda por habitante de 3.312 euros. Es interesante mirar atrás para ver que en 2010 la deuda por persona era de 13.910 euros.

Al parecer estas noticias nada halagüeñas hacen mella en muchos de nosotros ya que no tenemos la posibilidad de darles un giro hacia lo positivo.

Se trataría de que los gobernantes de todos los países del mundo unieran sus fuerzas y todos a una, abogar por un cambio hacia un mundo mejor, aunque no perfecto; esto bastaría de momento.

Mientras tanto, sí que está en nosotros ir mejorando nuestras actitudes, adquirir aptitudes y mejorar nuestros conocimientos en formación.

Hemos de tener en cuenta que adquirir conocimientos sí que está a nuestro alcance. De momento la mente y las decisiones que tomemos son de cada individuo.

Estos tiempos complicados seguro que pasarán, pero los enriquecimientos en formación que adquiramos perdurarán siempre.

La formación para el recobro de impagados es una necesidad para saber cómo actuar ante las deudas por cobrar que están padeciendo muchas empresas.

El Credit Management también es una opción para conocer las aptitudes que esta figura puede aportar para mejorar el cobro de deudas y la otorgación de créditos en las empresas.

 

Para enfrentarse a situaciones que requieren conocimientos para saber cómo actuar, os animo a que entréis en la web www.perebrachfield.com apartado Formación y veréis un abanico de posibilidades para “alimentar” vuestros conocimientos de formación los cuales podréis aplicar para ampliar vuestro CV y optar al mercado laboral con mejor aptitud.