Potenciar los cursos de formación a los empleados origina beneficios economicos a las empresas

Las empresas están introduciendo la cultura formativa a sus empleados.

Diversos científicos coinciden en que habilitar a los empleados potenciando su felicidad y actualizando su formación aporta increíble rentabilidad a los empresarios.

Se detallan varias ideas y claves para poner en práctica el llamado “Happy business” y una de ellas es la formación.

Seleccionaría casi todas las ideas y claves porque entiendo que son muy necesarias y además estamos en tiempos de muchos cambios y, por qué no, en las empresas también hay que  modificar un sistema creado desde hace varias décadas y a excepción de la tecnología informática, en la práctica entre la empresa y el empleado todavía estamos demasiado anclados en el pasado.

Quizás es pronto todavía para aportar nuevos estilos que afecten a la rutina de lo que se ha estado haciendo de generación en generación al traspasar el liderazgo de unos a otros empresarios o propietarios pero ahí también hay que ser atrevido

Entre las ideas se habla por ejemplo de que la dictadura nunca es liderazgo; de que es muy razonable pagar un salario justo ya que es difícil llegar a final de mes si no tienes equilibrada la parte económica que es la medida por tu aportación en horas, por el conocimiento técnico, el servicio prestado, etc.

Para empezar, este desequilibrio genera tu propia bajada de la autoestima, depresión económica entre otras por la falta suficiente de ingresos y consecuentemente menor rendimiento que repercute en el beneficio del empresario.

Una clave digna que comentar es que hay que escuchar a los empleados, pueden tener objetivos claros e ideas de mejora pero para ello hay que provisionarles de herramientas bien sea en mejoras tecnológicas bien en cursos de formación constante para actualizar su nivel formativo.

Cada día es un reto y hay que renovarse adquiriendo nuevos conocimientos y aptitudes que con seguridad se nos exigirá para mantenernos al día.

Con una excelente formación afín a cada lugar de trabajo, el empresario sabe que económicamente el gasto en cursos de formación repercutirá en que sus trabajadores tengan una mayor estima, mejor conocimiento sobre cómo actuar en cada momento y más ahora con los cambios que se vienen sucediendo desde la COVID así como de la grave crisis de guerra derivada por el problema Rusia-Ucrania.

Según publicado en el XL Semanal de ABC, el investigador de la Universidad de Oxford Michael Plant, indica que “el PIB per cápita en occidente aumenta desde los años cincuenta pero los niveles de felicidad están estancados”

En el mismo XL Semanal, la profesora de la Universidad de Pensilvania Annie McKee escribe que muchos empleados se cuestionan sus condiciones laborales si no es que para pagar sus facturas. Esta reflexión no se la hacen la mayoría de las empresas. En la vorágine del día a día, lo que menos importa es cómo se siente el trabajador.

¿Por qué no se le presta más atención si existen herramientas fáciles y asequibles que el empresario puede poner a su alcance?

Mis artículos tienden a aconsejar que una herramienta importante es actualizar la formación a los empleados/das manteniéndoles al día sobre las tendencias en todas las áreas de la empresa. Es importante saber a qué cursos de formación podemos asistir para mejorar en nuestro lugar de trabajo.

Hoy también quiero informar sobre los cursos de formación. Además de alimentar nuestros conocimientos en pro de mejor salario, reconocimiento empresarial y consecuentemente felicidad ante el trabajo bien hecho, estar preparado asistiendo a cursos de formación mejora nuestra autoestima y nos elimina indecisiones por falta de conocimientos.

En Brachfield Credit & Risk Consultants estamos programando cursos para después del verano en que la devolución de facturas, los impagados, la formación para los gestores de cobro así como la recuperación de los créditos concedidos a clientes empezaran a ser una necesidad formativa a la vez que un grave problema empresarial. Ejemplo de dos de los cursos de formación:

  • Cómo optimizar los cobros a las empresas y realizar la reducción del Periodo Medio de Cobros como objetivo estratégico.
  • Formación para gestores de recobro especializados en gestión telefónica, recuperación y recobro de impagados y la negociación con deudores.

 

Consúltenos sin compromiso a través de nuestro formulario de contacto: http://perebrachfield.com/contacto/ Tel. 93 296 96 61.

 

Por Cristina Vert