Avales y fianzas mercantiles

En los casos que el deudor sea una sociedad mercantil –sociedad anónima, sociedad limitada– una cooperativa o una sociedad anónima laboral en caso de incumplimiento de las obligaciones de pago el acreedor se encuentra muchas veces con que la empresa deudora no tiene medios ni patrimonio suficientes para responder de la deuda aunque el acreedor tenga en su poder documentos cambiarios.

Seguir leyendo…

Tributación en el IAJD o timbre del pagaré

El apartado primero del art. 33 del Texto Refundido de la Ley del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados (LITPAJD) señala que los documentos que realicen función de giro están sujetos a la tributación por actos jurídicos documentados a saber:

Seguir leyendo…

Acciones en caso de impago de un pagaré

En caso de impago el tenedor siempre podrá ejercitar la acción cambiaria directa contra el firmante a través del procedimiento cambiario (no es necesaria la declaración de protesto). Asimismo podrá ejercitar la acción de regreso contra los endosantes y demás obligados, siempre y cuando se hubiera presentado el pagaré al pago dentro del plazo legal y se pueda acreditar la falta de pago mediante protesto notarial o declaración equivalente; la única excepción sería cuando el pagaré tenga la cláusula de “sin gastos”.

Seguir leyendo…

La prescripción de las acciones cambiarias

El plazo de prescripción para que el tenedor pueda ejercitar una acción cambiaria directa contra el aceptante e interponer un juicio cambiario es de tres años desde la fecha del vencimiento. Para la acción de regreso contra los endosantes y contra el librador la prescripción de la acción se produce al año desde la fecha del protesto o declaración equivalente o de la fecha del vencimiento si la letra es “sin gastos”.

Seguir leyendo…

Los requisitos de la letra de cambio

La definición más habitual de la letra de cambio es:

“Título de crédito formal y completo, que se constituye en un mandato de pago puro y simple que obliga a pagar a su vencimiento, en un lugar determinado, una cantidad cierta en dinero a la persona primeramente designada en el documento, o a la orden de ésta a otra persona distinta también designada en la letra”.

Seguir leyendo…