Factoring de Exportación y Factoring Internacional

Las empresas españolas en general, y principalmente las Pymes, encuentran abundantes obstáculos en sus operaciones exportadoras: plazos de pago muy dilatados, distintas reglamentaciones comerciales según el Estado, dificultades muy distintas de un país a otro, gestiones administrativas complejas, riesgos financieros sobre clientes, falta de organización adecuada para gestionar los cobros, e insuficiente conocimiento del mercado.

 

El Factoring de Exportación se presenta como el soporte desde el que muchas empresas españolas abordan con éxito su expansión internacional debido a sus importantes ventajas, a saber:

  • Elimina para las empresas los mismos riesgos que en el caso del mercado interior, pero que son de mas difícil previsión cuando se trata de mercados extranjeros.
  • Despeja incertidumbres a la hora de la expansión internacional de las empresas.
  • Es una fórmula competitiva y de confianza hacia muchos países.
  • Proporciona una gran seguridad y comodidad en el cobro de las exportaciones.
  • Las ventas al extranjero dejan de ser una aventura y se constituyen en capítulo importante de la facturación total de la empresa.

Tomando como ejemplo práctico el caso de BBVA Factoring, esta entidad pone a disposición de las empresas españolas que operan en los mercados internacionales una serie de servicios de Factoring especializados, ofreciendo la máxima flexibilidad del producto a través de las distintas modalidades que son:

Factoring de Exportación: cuando el cedente es residente en España y los deudores son no residentes.

Factoring de Importación: cuando el cedente es no residente y los deudores son residentes en España.

Factoring No Residente: cuando cedente y deudores son ambos no residentes en España.

El Factoring Internacional de BBVA Factoring, en sus distintas modalidades, es un producto diseñado para aquellas empresas que ya están vendiendo actualmente o que quieren abrirse a nuevos mercados exteriores, eliminando incertidumbres, y que sustituye a los sistemas tradicionales de cobertura de riesgo de insolvencia, financiación y gestión de cobro.

A través de este producto el cedente puede beneficiarse en el campo internacional de todas las ventajas derivadas de dichos servicios de Factoring pudiendo equiparar el tratamiento de sus operaciones internacionales a las de las ventas nacionales.

Por el hecho de no solicitar créditos documentarios, avales u otras garantías, facilita el trabajo comercial de venta y mejora la imagen del cedente frente al comprador. Asimismo posibilita la conversión de las ventas a crédito en ventas al contado ya que puede disponer al instante de las cantidades que haya facturado.

Vale la pena señalar que BBVA Factoring es miembro de las dos mayores cadenas de Factoring a nivel Mundial (Factor Chain Internationale International Factors Group, S.C.), posibilitando al cedente la cobertura de insolvencia de sus deudores prácticamente en cualquier país del Mundo. Esto facilita la venta del cedente en países en los que esté valorando su inclusión.

Factoring del sector público

En los últimos años las entidades financieras ofrecen factoring para contratistas y proveedores de las administraciones públicos ya que los plazos de pago de los organismos oficiales son muy largos.

Por ejemplo la sociedad BBVA Factoring es una de las que se ha especializado en ventas al sector público, lo que comprende las siguientes administraciones públicas:

Corporaciones Locales
Administración Central
Administraciones Autonómicas
Sanidad

A través de esta modalidad BBVA Factoring ofrece una financiación a la medida de cada operación. De todas ellas cabría destacar el Factoring con Sanidad, el cual va dirigido a empresas que venden productos o servicios a hospitales o centros dependientes de la Seguridad Social o cada Comunidad Autónoma.

Como servicios más destacados de esta modalidad, al margen de la financiación, sería:

  • Gestión de cobro y seguimiento individualizado de las facturas.
  • Control e información contable y estadística de la cartera en gestión en cada momento

Factoring de Subvenciones

El Factoring de Subvenciones es un nuevo modelo de negocio desarrollado por las sociedades de factoring como es el caso de BBVA Factoring. Esta especialidad se puede definir como la factorización de los derechos de crédito derivados de ayudas, transferencias públicas o subvenciones que determinadas entidades públicas o privadas ostentan frente a las Administraciones Públicas (Nacionales) o a la Unión Europea en cuya virtud éstas los ceden a BBVA Factoring en el marco de un contrato de Factoring, a cambio de un precio.

Se entiende por subvención, ayuda y/o transferencia pública, a los efectos que aquí interesan, toda disposición dineraria acordada por una Administración Pública o una entidad vinculada o dependiente de la misma con cargo a sus presupuestos y/o financiadas, en todo o en parte, con fondos de la Unión Europea o de otras Administraciones, a favor de personas o entidades públicas o privadas, y que cumpla los siguientes requisitos:

  1. Que la entrega se realice sin contraprestación directa de los beneficiarios, esto es, que la disposición de fondos públicos sea gratuita.
  2. Que el proyecto, acción, conducta o situación financiada tenga por objeto el fomento de una actividad de utilidad pública o interés social o de promoción de una finalidad pública.

Independientemente de la definición anterior, las subvenciones o transferencias objeto de esta operativa podrán ser finalistas o no, según que su concesión esté sujeta o no al cumplimiento de un determinado objetivo, la ejecución de un proyecto, la realización de una actividad, la adopción de un comportamiento singular, ya realizados o a desarrollar, o la concurrencia de una situación, debiendo el beneficiario cumplir las obligaciones materiales y formales que se hubieran establecido.

Quedan excluidos:

a) Los derechos de crédito derivados de tasas o tributos, así como de otros ingresos de derecho público, como pudieran ser las prestaciones patrimoniales de carácter público no tributarias, los precios públicos, las multas o las sanciones pecuniarias.
b) Los recursos incluidos en el concepto de “Participación en los Tributos del Estado”.

El cedente no incrementa su nivel de endeudamiento a través de este modelo de negocio como sí sucedería en un producto típico de préstamo (póliza de crédito u otros similares).

Pere Brachfield, director de estudios de la PMCM y profesor de EAE Business School