El Confirming

El Confirming es un servicio para aquellas empresas que desean sustituir los sistemas tradicionales de pagos (letra de cambio, recibo, transferencia, cheque, pagaré, etc.) por un sistema que permite simplificar los trámites administrativos, comerciales, y financieros, tanto para pagos en mercado nacional como de exportación o importación.

 

Al revés de lo que sucede con otros servicios financieros que hemos visto anteriormente o sea el seguro de crédito, el Factoring y el Forfaiting, el Confirming es una modalidad de servicio prestado por terceros (entidades financieras) que no puede ser solicitada por iniciativa del proveedor sino que ha de ser promovida por el cliente.

En el Confirming es el cliente el que escoge este sistema como canal de pago para sus proveedores con el objetivo de que puedan cobrar anticipadamente sus facturas. Por lo tanto el proveedor sólo tiene un rol pasivo ya que puede aceptar o rechazar el ofrecimiento del cliente que le propone este sistema de cobro anticipado a través de una entidad financiera.

En caso de que el proveedor acepte la oferta de cobrar anticipadamente, además elimina el riesgo de impagados, ya que la entidad asume el buen fin de la operación y se hace cargo del riesgo comercial en caso de insolvencia definitiva del comprador a menos que en la cláusula de cesión del crédito se haya introducido que el proveedor cedente responde solidariamente de la solvencia del cliente.

En este caso estamos ante una modalidad de “confirming con recurso” (debido a la crisis cada vez hay más entidades que la utilizan) y el proveedor deberá reintegrar al banco los importes anticipados de las facturas.

Consecuentemente antes de aceptar un confirming hay que leer detenidamente las condiciones ofrecidas por la entidad financiera y comprobar que la cesión de las facturas sea “sin recurso”.

El denominado “Confirming” también recibe otras denominaciones como son las de Factoring al revés, Factoring de proveedores, servicio de pagos a proveedores, Confirmación de pagos, o gestión de pagos a proveedores.

Es uno de los más recientes productos financieros que fue introducido en España por el Grupo del Banco de Santander. Esta entidad bancaria registró en su día la marca “Confirming” en la oficina de patentes y marcas– y que ha supuesto un cambio radical en los sistemas de pago de las empresas.

En la actualidad prácticamente todas las entidades financieras, como es el caso de BBVA Factoring, ofrecen un servicio de pago a proveedores basado en el principio de la confirmación de pagos similar al servicio financiero ofrecido por el Confirming del Banco Santander, aunque algunas de ellas suelen hacerlo bajo otra denominación.

No es este el caso de BBVA Factoring, que ofrece en su catálogo de productos los servicios de Confirming bajo esta misma denominación. El sistema de la confirmación de pagos se basa en que la entidad financiera ejerce como intermediario entre el comprador de unos bienes y sus proveedores, encargándose por cuenta y mandato del primero, del pago de las facturas emitidas por estos últimos.

Por supuesto además de ofrecer ventajas al proveedor, el Confirming también tiene muchas ventajas para el comprador que utiliza este sistema. La sociedad financiera ofrece un servicio completo, ya que se convierte en una gestora de pagos de su cliente –que es el comprador de bienes y destinatario de las facturas– le ordena efectuar para abonar sus compras a proveedores, de forma que el cliente se olvida de la cuestión de pagos a suministradores, se ahorra todos los gastos de administración de pagos, los documentos de pago y todo el trabajo administrativo que no suele aportar valor añadido a las empresas.

Muchos clientes utilizan el argumento del pago por confirming para obtener mejores precios de sus suministradores, ya que ofrece a sus proveedores una financiación fuera de sus líneas de crédito habituales y que pueden obtener de manera rápida.

Además si los montos de los pagos anticipados realizados a proveedores son elevados, el cliente puede obtener algún tipo de bonificación por parte de la entidad financiera.

El funcionamiento del Confirming se inicia cuando el deudor/pagador envía la relación de proveedores a pagar con indicación de las facturas que ha conformado. La entidad financiera contacta con cada proveedor para comunicarle el pago a su vencimiento y le ofrece a dos posibilidades:

  1. Aceptar una oferta de cobrar anticipadamente el importe de las facturas que se le hace por el crédito existente con el comprador, de forma que la entidad financiera adelanta los importes a cobrar. La entidad de Confirming adelanta el 100% de las facturas menos las comisiones. Esto permite al proveedor conseguir un disponible inmediato a cambio de una comisión por el servicio. En caso de que el proveedor acepte la oferta de cobrar anticipadamente, además se elimina el riesgo de impagados, ya que el Confirming es sin recurso y la entidad bancaria asume el buen fin de la operación y se hace cargo del riesgo comercial en caso de insolvencia definitiva del comprador a menos que el acuerdo de cesión de las facturas incluya una cláusula por la que el proveedor cedente responde solidariamente de la solvencia del cliente pagador. En este caso el proveedor deberá reintegrar a la entidad financiera los importes anticipados.
  2. No aceptar el pago anticipado y cobrar las facturas a su vencimiento. En este caso –si no hay ningún contratiempo– la sociedad financiera le remitirá el día del vencimiento el importe de las facturas relacionadas por medio de una transferencia bancaria.

Vale la pena decir que el Confirming es sin recurso sólo si el proveedor anticipa el cobro; si no lo hace el pagador puede revocar el pago, o si entra en situación concursal o de insolvencia de hecho la entidad bancaria no asume ninguna responsabilidad del pago notificado.

Hay que tener en cuenta que el proveedor no debe aportar ninguna factura, sólo las escrituras de la sociedad. Las comisiones en caso de aceptación del anticipo de las facturas suelen ser de una comisión del 0,25% flat sobre la factura y un coste financiero aproximadamente del euribor + 2%.

En caso de que el proveedor acepte el pago adelantado de sus facturas las principales ventajas para el proveedor son:

  • asegurarse el cobro de las mismas eliminando el riesgo de impagados o fallidos
  • conseguir liquidez inmediata
  • sacar definitivamente del balance las cuentas por cobrar
  • evitar el endeudamiento a corto para financiar sus ventas a crédito
  • reducir su riesgo bancario con sus propias entidades de crédito
  • limitar su aparición en CIRBE
  • ahorrar en los gastos administrativos de cobro que no aportan valor añadido a la empresa suministradora.
  • Ahorrarse los timbres y tributos del la gestión tradicional de cobro de los efectos
  • Reducir su PMC
  • Reducir su activo circulante sin aumentar su pasivo a corto al convertir en disponible los saldos de clientes.

3 comentarios en “El Confirming

  1. Cristina, excelente información, tuve la oportunidad de manejar este servicio financiero en Bank of América y cuando lo lanzamos al mercado tuvo una gran aceptación con los Exportadores a través de las Cartas de Crédito Comerciales.

    Felicidades

    Saludos

    Mario Piña Bernal

  2. Si el proveedor al cual has cedido el confirming no te atiende las garantías de la máquina en cuestión, se podría invalidar el confirming de alguna manera

  3. Si el proveedor al cual has cedido el confirming no te atiende las garantías de la máquina en cuestión, se podría invalidar el confirming de alguna manera

Los comentarios están cerrados.