La importancia de la tesorería en la esfera empresarial

Qué es y en qué consiste la tesorería o cash management en finanzas operativas.

¿Qué es la tesorería en finanzas operativas?

La tesorería de una empresa, también denominada en inglés cash management, es el área en cargada de planificar, gestionar, organizar y controlar las operaciones que tienen que ver con el flujo de caja o con el flujo monetario. De este modo, la tesorería revela los pagos y los cobros realizados por una empresa bajo el principio de caja.

En el ámbito de las finanzas operativas la tesorería o cash management, abarca la gestión de todos los importes de dinero que están en poder de una empresa o las sumas de dinero a las que puede disponer. Por este motivo, es necesario que los empleados de administración hayan recibido un curso de tesorería.

Por tanto, la tesorería está formada por el dinero en efectivo que se encuentra en la caja de la empresa y el dinero que se encuentra disponible en las cuentas corrientes de las entidades de crédito.

En consecuencia, se puede aplicar la siguiente fórmula para calcular las disponibilidades de tesorería:

Activos disponibles inmediatamente – deudas a pagar a corto plazo

Para el cálculo del saldo de tesorería se utiliza este cálculo:

Saldo de tesorería = Cobros – pagos

Los ejemplos más habituales de cobros que van a engrosar la tesorería son los pagos en efectivo de los compradores (cada vez más limitados por las normas tributarias), el envío de cheques por parte de los clientes, transferencias ordenadas por los deudores, e ingresos en efectivo realizados por clientes en las cuentas corrientes.  Los cobros son consecuencia directa de las facturas expedidas por la compañía para materializar los derechos de crédito de las operaciones comerciales realizadas remitidas a los compradores de bienes y servicios y que son liquidadas al vencimiento por los clientes.

Los ejemplos más habituales de pagos que disminuyen los fondos disponibles en tesorería son los pagos de las compras de materias primas y existencias que hay que hacer a los proveedores, los pagos por prestaciones de servicios, la compra de activos inmovilizados, los pagos de tributos y seguridad social, los reintegros de préstamos y créditos.

A los importes de los cobros y pagos hay que añadir los impuestos indirectos devengados, y en particular las cuotas de IVA repercutidas o soportadas en las facturas.

La tesorería fluctúa al ritmo de las entradas y salidas de dinero. Por consiguiente, en un determinado período el saldo de tesorería puede ser excedentario si los cobros son superiores a los pagos o deficitario cuando los cobros son inferiores a los pagos.

Con el fin de optimizar la administración financiera de la empresa es oportuno de colocar los excedentes de tesorería para que puedan generar una rentabilidad a corto plazo pero que estén disponibles cuando la tesorería necesite estos fondos.

Una de las utilidades más importantes que aporta la tesorería en la esfera de las finanzas operativas es que permite administrar la liquidez de la empresa con el fin de asegurar la disponibilidad permanente de fondos suficientes para hacer frente a los pagos. Asimismo, la tesorería debe tener en cuenta aspectos tan importantes como los intereses bancarios que abonan las entidades de crédito por tener fondos depositados a corto plazo, los intereses remuneratorios que hay que pagar al banco por un préstamo o crédito, así como los tipos de cambio de divisas y sus fluctuaciones.

La tesorería es indispensable a toda organización que administra flujos de dinero por pequeñas que sea una organización por lo que es importante que los empleados hayan asistido a un curso de tesorería. Igualmente, es siempre útil establecer un presupuesto de tesorería; es decir, concretar en un cuadro de indicadores de las entradas y salidas de dinero con el objetivo de hacer previsiones de los flujos de caja futuros. Todos estos puntos se aprenden en un curso de tesorería.

Hay que tener siempre en cuenta, que el saldo de tesorería puede ser positivo si todavía no se han pagado ciertos gastos, como el alquiler, los impuestos, el IVA o la seguridad social. Y también a la inversa, el saldo de tesorería puede ser negativo si todavía no se han recibido los pagos de los clientes, o son instrumentos de pago como cheques y pagarés que tienen un float financiero de un par de días hasta que el dinero está disponible en cuenta corriente en fecha valor.

Para consultar la información sobre un curso de tesorería subvencionado que está organizado por PIMEC y que comenzará a primeros del mes de marzo puede consultar esta página web.

Si quiere inscribirse en dicho curso de tesorería subvencionado que se impartirá en Barcelona en el mes de marzo organizado por PIMEC puede hacerlo en esta página web.

Para mayor información acerca de nuestros cursos de tesorería, cursos de gestión de impagados y servicios de formación in Company y servicios de consultoría de Credit Management y de cobro de impagados, consúltenos sin compromiso a través de nuestro formulario de contacto o llamando al: (34) 93 296 96 61.

Autor: Pere Brachfield
Todos los derechos reservados; se prohíbe la reproducción total o parcial de este artículo