El día 21 se presenta el cómic Numerio Negídiez: de profesión, moroso.

Pere Brachfield y Albert Pallarés presentan el día 21 de abril el cómic Numerio Negídiez: de profesión, moroso.

Pere Brachfield (editor de Ediciones Humor Salmón) y Albert Pallarés presentan el cómic salmón “Numerio Negídiez: de profesión, moroso” publicado por Ediciones de Humor Salmón. La presentación que se hará al público el sábado día 21 de abril de 2018 a las 12:30 horas en la Librería La Llama ubicada en Carrer de Villarroel número 34 de Barcelona. www.lallamastore.com

La entrada al acto es libre al público, por lo que no se necesita invitación y también se hará una tertulia sobre la figura del moroso a lo largo de la historia de la humanidad.

El prestigioso dibujante y humorista Kap (Jaume Capdevila i Herrero, conocido por el seudónimo Kap) hará la presentación del cómic de “Numerio Negídiez: de profesión, moroso”

El cómic salmón “Numerio Negídiez: de profesión, moroso” ha conseguido dos hitos en la historieta gráfica: por un lado, crear un nuevo subgénero de historieta cómica: el cómic humorístico salmón; y por otro, engendrar a un nuevo personaje de tebeo: Numerio Negídiez, que encarna ejemplarmente al “morosus hispaniensis”; es decir, al moroso intencional que actuando con mala fe y dolosamente compra a crédito o se endeuda con la intención de no pagar jamás.

El personaje de Numerio Negídiez protagonista de este primer cómic salmón es el prototipo del moroso de profesión, del caradura que, teniendo dinero, se niega a liquidar las facturas; es el típico deudor empedernido que vive a costa de sus acreedores. Numerio encarna al moroso sinvergüenza que no paga nunca y se jacta de ello; es la personificación del moroso refractario, mendaz y desaprensivo; sirve de soporte para la caricatura del profesional del pufo que ha hecho de la morosidad un oficio beneficioso.

El moroso profesional es un fenómeno difícil de erradicar puesto que ha permanecido enraizado en la tradición española desde hace varios milenios –todas las leyes promulgadas hasta la fecha para combatirlo han fracasado– y la morosidad se ha convertido en un hecho tan frecuente, tradicional y arraigado, que para muchos ya parece una cosa normal y comúnmente aceptada.

 El objetivo principal de este cómic salmón es entretener y divertir al lector a través de una crítica social satírica de los morosos contumaces, pero también está pensado para informar al lector, por lo que introducimos en cada historieta nociones sobre derecho, historia, economía y finanzas. Este relato gráfico está pensado para la diversión del lector, pero también tiene el propósito de denunciar y censurar la conducta de los deudores incorregibles, ofreciendo informaciones de utilidad para los que venden a crédito a fin de que no caigan en las redes de un moroso profesional.

Esta historieta gráfica deja al moroso profesional al desnudo, explora el comportamiento de los deudores recalcitrantes, desvela su “modus operandi” y analiza los componentes de la morosidad bajo el prisma del humor. Este cómic es además un estudio crítico que realiza la deconstrucción del moroso profesional a partir de un proceso de disección de su naturaleza, descifrando su comportamiento y enseñando las partes más ocultas de su personalidad. Asimismo, este álbum de historietas satiriza al que contrae deudas sin la más mínima intención de reintegrarlas, al moroso de profesión cuyo único oficio es contraer deudas y no pagarlas, al holgazán improductivo que vive del crédito del prójimo y que en el fondo es un parásito social.

También este álbum desmitifica la idea de que la morosidad es un problema de las crisis económicas. De hecho, en España en épocas de bonanza económica ha existido siempre morosidad y han existido morosos empedernidos. En cada nación la gente tiene sus propias costumbres, su cultura, sus tradiciones y sus leyes. En cada país, en función de una serie de condicionantes de tipo histórico y sociológico, existe una forma diferente de pagar las deudas.  Por tanto, los hábitos de pago de cada país son diferentes, y éstos vienen condicionados por determinantes que han intervenido en su consolidación a través de muchas generaciones.

Fuera de toda duda, la Península Ibérica es una reserva natural para una fauna de morosos recalcitrantes que campa a sus anchas y medra a costa de los incautos acreedores, que se ven impotentes para recuperar sus créditos. A través de un largo período de evolución, la Península se ha convertido en un ecosistema ideal para que vivan en perfectas condiciones una comunidad de morosos magníficamente adaptados al medio y que se nutren de las especies productoras. La interrelación del moroso con su hábitat produce importantes daños al resto de la sociedad. El moroso de profesión ha triunfado, escapando del esfuerzo, del trabajo y del riesgo que tienen que afrontar los otros agentes productivos.

En este cómic salmón Pallarés (como ilustrador y guionista) y un servidor (como editor y coguionista) hemos realizado la reconstrucción de líneas de descendientes del primer moroso redomado de la historia de la humanidad, recorriendo su árbol genealógico desde el neolítico y a lo largo de diversas épocas hasta nuestros días, plasmando en diversos capítulos las aventuras y desventuras de los antepasados de Numerio Negídiez, moroso de profesión.

Al propio tiempo, deseamos que estas historietas sirvan para divertir a los lectores y para que descubran la figura del profesional del impago. Esperamos que los datos facilitados en el cómic salmón sirvan para identificar a los morosos profesionales tipo Numerio Negídiez que medran en nuestra sociedad y evitar ser víctimas de estos profesionales de la morosidad.

 Pere Brachfield

Descargar el Cartel_Invitación desde aquí.