El síndrome de de Michael Banks se agudiza

El síndrome de Michael Banks o si lo prefieren el del “Dawes Tomes Mousley Grubbs Fidelity Fiduciary Bank” se agudiza. No se molesten en buscar en internet más información sobre este banco ya que es de ficción y sólo existió en la fértil imaginación de Walt Disney

concretamente apareció en la película “Mary Poppins”, ya que es el sólido y prestigioso banco británico en el que trabajaba Mr. Banks, el padre de los dos niños que con tanta originalidad cuidaba Mary Poppins.

El pequeño Michael arruina involuntariamente a este banco al exigir que le devuelvan una moneda de dos peniques que el presidente del Banco, Mr. Dawes quería obligarle a depositar en la entidad como el comienzo de un programa de ahorro infantil. El niño (siguiendo los consejos de Mary Poppins) que quería la moneda de dos peniques para comprar comida para las palomas a una anciana vendedora que tenía su parada delante de la iglesia, monta tal escándalo en la central del banco que llama la atención de los clientes allí presentes. Los primeros clientes reaccionan negativamente y al ver la pataleta del pequeño Michael que lucha por recuperar su moneda, se asustan y deciden retirar todos los fondos que tienen en el banco. La conducta de este primer grupo de clientes es contagiosa y todos los impositores de la entidad empiezan retirando sus depósitos a la vista. Luego comienza a propagarse por todo Londres la noticia de que el banco no puede devolver los ahorros a un niño. Con lo que corre el rumor por todo el Reino Unido que el banco tiene dificultades para reintegrar los ahorros  a los ahorradores y el pánico desatado provoca un “run on the bank” o estampida de los impositores. Esto hace que todos los clientes retiren sus fondos ese mismo día, dejando al banco en quiebra. Como lección podemos sacar que ningún banco del mundo por muy solvente que sea, puede aguantar un “run on the Bank” si los clientes pierden la confianza en la entidad. Moraleja: un rumor infundado puede hundir un banco. Extrapolando lo mismo podemos decir de un Estado.

Así pues, durante el periodo comprendido entre agosto 2011 a julio 2012,  las empresas y familias retiraron 101.700 millones de sus depósitos en entidades financieras actuantes en España, Así se desprende de los últimos datos facilitados por la Asociación Hipotecaria Española. Concretamente, los depósitos de la clientela en bancos se redujeron a finales de julio último a 1,23 billones de euros, lo que significa una caída del 7,61% respecto de los 1,33 billones de euros del mismo mes de 2011. Al propio tiempo los inversores extranjeros se han deshecho en lo que va de año de unos 87.000 millones de deuda española, equivalentes a un 30% de lo que poseían a finales de 2011. Solo en el mes de agosto, los no residentes enajenaron 8.700 millones. ¿Estamos de acuerdo que esto es el síndrome de Michael Banks?


 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
 

 

 

1 comentario en “El síndrome de de Michael Banks se agudiza

  1. “No se molesten en buscar en internet este banco ya que es de ficción y sólo existió en la imaginación de Walt Disney”

    La película está basada en una novela de Pamela Lyndon Travers, es pues en su imaginación y no en la de Walt Disney donde existió en primer lugar el banco en cuestión.

Los comentarios están cerrados.