Decisión relámpago FMI

Esta madrugada en una decisión relámpago el FMI fuerza el rescate inmediato de la banca española y fija el importe de la ayuda en 40.000 millones de euros. 

A las dos de la madrugada de hoy sábado, hora española, el Fondo Monetario Internacional (FMI) adelantó en 2 días la presentación de su informe y divulgó su evaluación inicial de las necesidades del sector financiero en España, según la cual las entidades necesitan incrementar sus reservas de capital en unos 40.000 millones de euros. No obstante hay expertos que encuentran insuficiente este monto para rescatar al sistema bancario español y cifran el importe en 100.000 millones de euros.

El pecado original es que nadie conoce la cantidad real en millones de euros del colosal socavón bancario que se ha creado. Aunque como punto de referencia tenemos que el Banco de España a través de su Boletín Estadístico mensual ha evidenciado el dato que confirma la irresistible ascensión de la mora bancaria a lo largo de 2012. Los créditos calificados eufemísticamente como «dudosos», lo que en román paladino denominaríamos morosos, han llegado en marzo al escalofriante monto de 147 968, con un incremento de casi 5.000 millones de euros respecto al mes anterior. Lo que extrapolando nos permite pensar que en junio la morosidad bancaria puede llegar a superar los 163.000 millones de euros.

Para constatar la evolución de la morosidad en el sector bancario, en el 2006 los créditos dudosos declarados sólo eran 10.859 millones de euros. O sea que en seis años se ha multiplicado por 14 la cifra de créditos morosos que soporta el conjunto de entidades financieras españolas. Cuando en el 2010 la mora bancaria superó la mítica cifra de los 100.000 millones de euros, un escalofrío recorrió las venas de todos los agentes económicos. Pues bien, a este ritmo en el 2012 rebasaremos los 200.000 millones vamos duplicando el record de 2010. Aunque las comparaciones son odiosas, y más si se refieren a temas pecuniarios, es una cantidad de dinero equivalente a dos veces el rescate financiero de Grecia.

El importe de los créditos dudosos que facilita el Banco de España está formado por los créditos que las entidades bancarias han aflorado como oficialmente morosas; sin embargo habría que sumarle todos los activos tóxicos, refinanciaciones a empresas zombies, y minusvalías que han sufrido los balances de los bancos y que no han salido todavía a la luz. Habrá que esperar a que los auditores independientes abran la caja negra formada por los activos tóxicos para que tengamos un dato fiable del agujero que se ha creado y que Dios nos coja confesados.