Los diez mandamientos del moroso profesional

El ser moroso profesional es un estilo de vida y una forma de lograr el éxito social. Pero para ser un moroso profesional hay que poner en orden las ideas: lo primero tener claro el decálogo de comportamiento del deudor recalcitrante, para lo cual presento por primera vez en la historia los diez mandamientos del moroso contumaz.

  • 1.-) Si no debes dinero estás perdiendo la oportunidad de medrar a costa del prójimo
  • 2.-) Adeudar dinero y no devolverlo es más importante que tener una buena reputación
  • 3.-) Deberás dinero, no lo devolverás y no te sentirás nunca culpable por ello
  • 4.-) Deber dinero es bueno, pero deber mucho dinero y no reembolsarlo es todavía mejor
  • 5.-) Nunca se debe suficiente dinero, y aumentar constantemente las deudas demuestra la auténtica fuerza de voluntad y el éxito del moroso profesional.
  • 6.-) No tengas propiedades registradas a tu nombre, mejor ser legalmente insolvente
  • 7.-) Cuida tu imagen y aspecto físico, viste de forma elegante, lleva ropa cara y complementos de lujo
  • 8.-) Vive en una zona residencial en una ciudad grande, alquila un apartamento pagando sin regatear las mensualidades de entrada y el depósito y a partir de aquí no pagues ni un solo mes; disfrutarás de vivienda gratis diez meses hasta el desahucio.
  • 9.-) Escoge bien tus víctimas, cuanto más lejos vivan mejor, no tengas acreedores en tu entorno más cercano.
  • 10.-) Aunque los acreedores suelen tener mejor memoria que los deudores, como dice el refrán “deuda vieja es deuda muerte”, por lo que el tiempo siempre va a favor del deudor; por tanto esperar a que el acreedor desista y se olvide.

Pere Brachfield, director de estudios de la PMCM y profesor de EAE Business School