¿Qué costes genera un impago?

Además de los intereses pagados a las entidades bancarias por los fondos empleados en financiar las ventas a crédito de sus clientes los costes más importantes que provoca la morosidad a las empresas son:

 El coste de oportunidad de no haber podido disponer del dinero de la venta realizada antes y consecuentemente haber perdido la posibilidad de reinvertirlo en el negocio o en otras inversiones temporales.

  • El efecto de la inflación que hace perder valor al dinero.
  • Los gastos de estudio del expediente y los gastos de gestión de cobro ocasionados por el impagado.

La inflación hace perder valor al dinero

Un coste que no hay que olvidar es la pérdida de valor adquisitivo que se produce cuando la empresa no puede cobrar la factura en la fecha del vencimiento contractual. Aunque el cliente pague la totalidad de la factura, se produce una pérdida de valor adquisitivo, en función a los días transcurridos hasta que el cliente abona íntegramente la factura impagada.

En el caso que se produzca un impago de 10.000 euros, y el cliente se demore tres meses en liquidar la deuda, el proveedor cobra la suma adeuda en unidades monetarias, pero el valor que representan las monedas ingresadas en su caja no es el mismo que hace 90 días.

Esto es lógico si uno se hace la siguiente pregunta: ¿Cómo se mide el valor de una moneda?; la respuesta es “por su poder de compra”. Bajo este punto de vista no puede considerarse que los 10.000 euros cobrados tres meses más tarde tengan el mismo valor adquisitivo que en la fecha teórica del vencimiento de pago, puesto que en la práctica se debe medir el valor de una moneda en relación a la cesta de la compra que sirve para calcular el IPC. El mejor patrón que tenemos para ver el valor de una unidad monetaria es la cesta de la compra.

Por supuesto en fases de la economía en las que existe una fuerte inflación y un aumento generalizado de los precios, la morosidad de los clientes es todavía más perjudicial.

Un método empírico para evaluar el coste de la morosidad

Un método empírico muy sencillo que el autor de esta obra propone para calcular de forma aproximada los costes que provoca la morosidad es el de establecer una tasa de coste de la morosidad del 6% anual (tasa establecida para el año 2012 en España y sujeta a cambios futuros según la coyuntura, evolución de los tipos de interés y de la inflación).
Esta tasa incluye el coste financiero que le supone a la empresa la financiación adicional y la pérdida del valor adquisitivo provocado por la inflación. Además esta tasa del 6% anual es fácil convertirla en un 0,5% mensual y de este modo se puede incrementar en un 0,5% el valor de la factura impagada por cada mes de retraso.

Así pues para tener una idea bastante aproximada del coste que supone la morosidad, se puede incrementar en un 0,5% el importe de la factura por cada 30 días que transcurren sin poder cobrarla.

En la tabla que aparece a continuación se refleja el coste financiero que representa la morosidad cuando se produce el impago de una factura de 10.000 euros en función de los meses que transcurren hasta que se consigue el cobro.
Tabla coste financiero de la morosidad aplicando tasa anual 6% de una factura de 10.000 euros

Nº de meses crédito

Coste financiero

Importe final

1

50

10.050

2

100

10.100

3

150

10.150

4

200

10.200

5

250

10.250

6

300

10.300

Coste de la morosidad según importe del impago y antigüedad

Para ver el coste que representa a un acreedor una factura impagada en función del tiempo transcurrido hasta que la consigue recobrar, vamos a ver el importe que supone un retraso de 30, 60 y 90, 120, 150 y 180 días respectivamente en el cobro de una factura, en función del monto del impago.
El coste de la morosidad para la empresa teniendo en cuenta los fondos empleados para financiar su circulante y la depreciación del dinero que provoca la inflación, es de una tasa del 6% anual

La fórmula utilizada para el cálculo es:

Coste de la morosidad = Importe crédito x (retraso pago en días / 360) x Tasa de morosidad

Coste de la morosidad en función a los días transcurridos desde el impago hasta el cobro, aplicando una tasa de morosidad del 6% anual.

IMPORTE/ DÍAS

30

60

90

120

150

180

100,00

0,50

1,00

1,50

2,00

2,50

3,00

500,00

2,50

5,00

7,50

10,00

12,50

15,00

1.000,00

5,00

10,00

15,00

20,00

25,00

30,00

2.000,00

10,00

20,00

30,00

40,00

50,00

60,00

5.000,00

25,00

50,00

75,00

100,00

125,00

150,00

10.000,00

50,00

100,00

150,00

200,00

250,00

300,00

25.000,00

125,00

250,00

375,00

500,00

625,00

750,00

50.000,00

250,00

500,00

750,00

1.000,00

1.250,00

1.500,00

100.000,00

500,00

1.000,00

1.500,00

2.000,00

2.500,00

3.000,00

250.000,00

1.250,00

2.500,00

3.750,00

5.000,00

6.250,00

7.500,00

500.000,00

2.500,00

5.000,00

7.500,00

10.000,00

12.500,00

15.000,00

Importes en euros

Ejemplo
Consecuentemente según la tabla el coste que genera el impago de una factura de 25.000 euros y que el cliente paga con 3 meses de retraso se eleva a los 375 euros.