Las consecuencias económicas en caso de impago de una factura

Como ejemplo vamos a ver el caso de la empresa Piros S.A. que ha realizado una venta por importe de diez mil euros a un cliente, y éste en lugar de abonar la factura en la fecha de vencimiento contractual, lo ha hecho tres meses más tarde.

No es lo mismo para la empresa proveedora Piros S.A. cobrar hoy una factura de diez mil euros que –por culpa de un retraso en el pago de la factura por parte del cliente– percibir el mismo monto dentro de 3 meses.

El departamento comercial suele argumentar en estos casos que no hay porque preocuparse, ya que el cliente ha acabado pagando la factura. Y como lo importante en los negocios es cobrar la totalidad de la venta –más tarde o más temprano pero lo que cuenta es cobrar– si finalmente se han cobrado los diez mil euros, la operación ha sido un éxito y no ha existido ningún quebranto económico para la empresa.
Evidentemente la empresa Piros S.A. ha cobrado la misma cantidad de dinero (10.000 €) que hubiera recibido hace varios meses, pero el valor del dinero percibido no es el mismo debido a 4 motivos:

1) el coste de oportunidad de no haber podido disponer del dinero 90 días antes y haber perdido la posibilidad de reinvertirlo en el negocio (o en otras inversiones temporales)
2) el coste financiero provocado por la morosidad del cliente, es decir los intereses que se pagan a las entidades bancarias por mantener inmovilizados durante 90 días diez mil euros en el saldo de clientes ya que en la mayoría de los casos la financiación de las ventas a crédito se hace con fondos provenientes de pasivo a corto con coste. En el caso poco probable que los diez mil euros estuvieran financiados con recursos propios la empresa incurriría en un coste de oportunidad.
3) la inflación que hace perder valor al dinero
4) los gastos de gestión de cobro ocasionados por la factura impagada

A continuación vamos a calcular el coste del retraso de 90 días en el cobro de la factura partiendo del supuesto que la empresa Piros S.A. debe sufragar los créditos comerciales otorgados a sus clientes con exigible a corto con coste de entidades bancarias, y el tipo medio ponderado de interés anual que le cargan los bancos es del 4%. Otro dato relevante es que la inflación real que existe en estos momentos en el país es del 3%.

Costes financieros adicionales = Importe del crédito en mora x (días de atraso/ 360) x coste de los recursos

= 10.000 x (90 / 360) x 0.04 = 100 euros

Costes por pérdida valor adquisitivo = Importe del crédito en mora x (días de atraso/ 360) x tasa de inflación anual

= 10.000 x (90 / 360) x 0.03 = 75 euros

Total costes de la morosidad teniendo en cuenta únicamente los intereses de financiación del realizable y la pérdida de poder adquisitivo provocado por la inflación = 175 euros.
Estos costes adicionales representan el 1,75% del importe de la factura, y eso que en este cálculo no hemos tenido en cuenta los costes de oportunidad y los gastos de gestión de cobro.

A continuación vamos a ver las repercusiones económicas para la empresa Piros S.A. del retraso en el cobro de la famosa factura de 10.000 euros (sin contar con el coste de oportunidad).

Partimos del supuesto que la empresa Piros S.A. obtiene un margen neto del 10% sobre el precio de venta de sus productos. Piros S.A. debe sufragar los créditos comerciales otorgados a sus clientes con exigible a corto con coste de entidades bancarias, y el tipo medio ponderado de interés anual que le cargan los bancos es del 4%.
La inflación real que existe en estos momentos en el país es del 3% y el coste imputable de las gestiones recuperatorias efectuadas por la empresa –o sea teléfono, cartas, tiempo del personal de la empresa– para poder cobrar la factura asciende a 10 euros mensuales.

En el cuadro que aparece a continuación se pueden ver las consecuencias económicas que supone para Piros S.A la demora en el pago de 30, 90 y 180 días respectivamente.

En el cuadro que aparece a continuación se pueden ver las consecuencias económicas que supone la demora en el pago de 30 días para Piros S.A.

Tiempo transcurrido desde el vto.

1 mes

Importe de la factura

10.000 euros

Margen neto original

1.000 euros

Costes financieros morosidad

33,33 euros

Gastos de gestión recobro

10 euros

Pérdida poder adquisitivo

25 euros

Total Costes

68,33 euros

Importe cobrado finalmente

10.000 euros

Monto recuperado por compensación

9.931,67 euros

Beneficios obtenidos en realidad

931,67 euros

Merma en los beneficios

68,33 euros

 

Beneficios obtenidos

931,67 euros

Beneficio esperado 1.000 euros

Pérdida soportada

68,33 euros

6,83% menos

Como se puede comprobar Piros S.A. ha sufrido una disminución en su margen de beneficios, puesto que al cobrar la factura después de 1 mes, el beneficio real que le queda de la operación comercial es de sólo 931,67 euros euros (en lugar de los 1.000 euros); lo que implica una merma del 6,83% sobre el margen original.

En el cuadro que aparece a continuación se pueden ver las consecuencias económicas que supone la demora en el pago de 90 días para Piros S.A.

Tiempo transcurrido desde el vto.

3 meses

Importe de la factura

10.000 euros

Margen neto original

1.000 euros

Costes financieros morosidad

100 euros

Gastos de gestión recobro

30 euros

Pérdida poder adquisitivo

75 euros

Total Costes

205 euros

Importe cobrado finalmente

10.000 euros

Monto recuperado por compensación

9.795 euros

Beneficios obtenidos en realidad

795 euros

Merma en los beneficios

205 euros

 

Beneficios obtenidos

795 euros

Beneficio esperado 1.000 euros

Pérdida soportada

205 euros

20,5% menos

Como se puede comprobar Piros S.A. ha sufrido un importante quebranto en su margen de beneficios, puesto que al cobrar la factura después de tres meses, el beneficio real que le queda de la operación comercial es de sólo 795 euros (en lugar de los 1.000 euros); lo que implica una merma del 20,5% sobre el margen original.

En el cuadro que aparece a continuación se pueden ver las consecuencias económicas que supone la demora en el pago de 180 días para Piros S.A.

Tiempo transcurrido desde el vto.

6 meses

Importe de la factura

10.000 euros

Margen neto original

1.000 euros

Costes financieros morosidad

200 euros

Gastos de gestión recobro

60 euros

Pérdida poder adquisitivo

150 euros

Total Costes

410 euros

Importe cobrado finalmente

10.000 euros

Monto recuperado por compensación

9.590 euros

Beneficios obtenidos en realidad

590 euros

Merma en los beneficios

410 euros

 

Beneficios obtenidos

590 euros

Beneficios esperados 1.000 euros

Pérdida soportada

410 euros

41% menos

 

Esta situación se hubiera podido evitar si hubiera existido una buena gestión de cobranzas; por lo que aquí tenemos un buen ejemplo de la importancia que tiene la misión del servicio de cobros, de controlar todas y cada una de las facturas, y obtener en el menor plazo posible –a partir del vencimiento de la factura– la entrada del dinero en la tesorería de la empresa.
Ahora bien supongamos que Piros S.A. contrata los servicios de una empresa de recuperación de impagados al sexto mes de intentar el cobro de la factura y no conseguir resultados positivos.
La agencia no le cobra a Piros S.A. ningún honorario por anticipado ya que trabaja con las condiciones de “no collection no fee” es decir que se conforma con percibir un 15% de comisión sobre lo recobrado si tiene éxito en sus gestiones. En caso contrario –que no obtenga resultados– se aplicará el principio de “no collection no commission” y no habrá ningún coste adicional para la empresa acreedora.

Que pasa si después de 6 meses no puede cobrar la factura y la entrega a un empresa de recobros y la agencia recupera la deuda al cabo de 1 mes

Tiempo transcurrido desde el vto.

7 meses

Importe de la factura

10.000 euros

Margen neto original

1.000 euros

Costes financieros morosidad

233,33 euros

Gastos de gestión recobro

60 euros

Pérdida poder adquisitivo

175 euros

Total partidas gastos, costes y pérdida valor

468,33 euros

Honorarios Agencia cobros

1.500 euros

Total Costes con honorarios recobro

1.968,33 euros

Importe cobrado finalmente

10.000 euros

Monto recuperado por compensación

8.031,67 euros

Pérdida contable soportada

1.968,33 euros

Pérdida relativa después compensar beneficios (+1.000)

968,33 euros

 

Beneficios obtenidos

0 euros

Beneficios esperados 1.000 euros

Importe cobrado

8.031,67 euros

Importe presupuestado 10.000 euros

Pérdida soportada

1.968,33 euros

Pérdida relativa 968,33 euros

 

Como se puede comprobar en el anterior cuadro, la empresa Piros S.A. ha sufrido una pérdida contable de 1.968,33 euros y un quebranto relativo si se compensa el margen de beneficios de la operación de 968,33 euros

Pero supongamos que la agencia fracasa y no consigue recuperar la deuda. En este caso la empresa Piros S.A. se encuentra ante un crédito fallido que debe pasar a pérdidas al final del ejercicio

En el siguiente cuadro podemos ver los efectos de pasar a fallidos esta operación comercial

Tiempo transcurrido desde el vto.

12 meses

Importe de la factura

10.000 euros

Margen neto original

1.000 euros

Costes financieros morosidad de 12 meses

400 euros

Gastos de gestión recobro durante 6 meses

60 euros

Pérdida poder adquisitivo no aplicable

0 euros

Total Costes

460 euros

Importe cobrado finalmente

0 euros

Pérdida total

10.460 euros

Pérdida después compensar lucro cesante (+1.000)

9.460 euros

La empresa ha sufrido un quebranto contable de 10.000 euros pasados a la partida de pérdidas.

Ahora bien en el apartado de pérdidas se deben incluir los costes financieros que ha generado la operación fallida y los gastos de gestión de cobro, lo que arroja un total de 10.460 euros.
No obstante si se usa el criterio de no incluir lucro cesante en las pérdidas, el quebranto económico relativo es de sólo 9.460 euros.
Si bien la empresa deberá liquidar el IVA correspondiente ya que la ley tributaria se basa en el principio de devengo, y el proveedor deberá abonar el IVA de la factura a Hacienda, con la posibilidad de poder reducir la base imponible del impuesto y recuperar la cuota del IVA al cabo de un par de años si presenta una demanda judicial contra el moroso y sigue todos los trámites que marca la Ley de IVA en el artículo 80.